¡Estimula el aprendizaje de los niños utilizando el método lúdico!

¡Envuélvelos en la actividad sin que se den cuenta!

Existen diferentes modos de enseñanza para los más chicos que pueden ser efectivos, todo depende de cómo se apliquen. Los niños pierden la atención rápidamente y aún más si es algo que no logra captar su atención porque no les parece interesante, así que al momento de impartirles conocimiento debemos implementar técnicas creativas para que nuestros pequeños se queden con la información en su cabecita. Las cosas han cambiado tanto en cada generación, que ahora los niños parecieran estar programados para tener mucha energía y que las baterías no se les agoten nunca. Para estos casos te presentamos el método lúdico.

¿Qué es el método lúdico?

Es un conjunto de estrategias diseñadas especialmente para que los niños aprendan a través de juegos. El objetivo es implementar el tema a enseñar disfrazado de un juego para llamar la atención de los chicos y que, sin darse cuenta, absorban nuevos conocimientos. Se puede aplicar en niños a partir de 2 años de edad hasta los 12. Es un rango de edad muy amplio, en el que los niños pasan por varias etapas, por lo que se siguen incluyendo juegos en la enseñanza pero a medida que crecen los objetivos cambian.


Es sumamente importante que en los primeros años de edad escolar (de 2 a 6 dependiendo de la institución) el sentido del tacto esté bastante presente en dichos juegos, pues los niños son muy sensoriales y les encanta descubrir y sentir nuevas texturas a través de sus manitos o pies.


No podemos olvidar que para trabajar con pequeños lo primero que siempre tienes que dar son las instrucciones, que ellos las entiendan claramente y así proceder con la actividad. La disciplina es la clave, si alguien no cumple con las reglas del juego, debe tener una consecuencia (nada excesivo, por supuesto) simplemente no juega más o pierde el turno.


Una actividad divertida aplicable en clases, es la pintura. Motivalos a pintar con sus manitos o pies, siempre tomando precauciones para que no manchen la ropa. Puedes aplicar esta técnica cuando estén aprendiendo los colores, es muy efectiva. Una manera de hacerlo es colocando hojas blancas grandes en el piso, de manera de protegerlo, luego pintas sus manos o pies y dejas que caminen, bailen y pinten libremente sobre las hojas. Depende de la edad cuántos colores van a ir aprendiendo diariamente. Mientras más pequeños, más paciente es el método de enseñanza. Incluye de 3 a 4 colores con los más chicos, a medida que crecen, la enseñanza se vuelve más flexible.


Con niños más grandes (ya a partir de los 5 años) puedes utilizar la competencia para incentivarlos. “El que pinte más rápido gana”, si están realizando un dibujo. O hacer un juego en parejas y la ganadora obtiene un sticker, una estrella o cualquier cosa que sirva para motivarlos.


Otras dos herramientas bastante efectivas con los niños es la música y la estimulación visual, puede ser mediante vídeos o películas informativas. Actualmente existen muchísimas cosas que pueden ayudar a desenvolver el rol como maestra, y hacer de la enseñanza algo más divertido. Siempre tener en cuenta que trabajar con niños es una experiencia altamente gratificante. Ellos con sus ocurrencias son capaces de curar todas las penas de cualquier mal día que tengas y la retroalimentación de información es indetenible.


¡Sé parte de nuestra comunidad! No te pierdas nuestro blog semanal que trae diferentes temas informativos, y seguiremos dando tips para la enseñanza de los pequeños. ¡Síguenos!


La mejor manera de tener a los pequeños interesados es jugando, ¡y si al mismo tiempo están aprendiendo, es doble ganancia!


____________________________________________________________________________


Instagram: kindermygarden

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *