Dudas existenciales que cualquier madre puede tener

Es común haber tenido dudas y sentido miedo al momento de enfrentarse a la maternidad.

Frecuentemente, en la maternidad hay momentos donde te sientes confundida, sin saber qué hacer o cómo reaccionar ante una situación que se presenta con los hijos, sobre todo para las madres primerizas. Esto es totalmente normal, ya que los pequeños no vienen con un manual de instrucciones con su llegada. Lo haría todo más fácil, pero así no son las cosas. Sigue leyendo para que sepas que no estás sola en este abrumador, pero maravilloso viaje que es la maternidad.

¿Dudas existenciales? ¡Las madres también las tienen!

Sin importar la edad que tengas o la edad que tengan tus hijos, pueden existir momentos de incertidumbre donde te sientes perdida o no muy segura sobre qué hacer. Sentimientos de angustia, miedo, inseguridad, cansancio te atacan y puedes sentirte un poco triste por esta situación. No te preocupes, toda madre pasa por eso. No pasa nada, no significa que seas una mamá terrible por tener estos sentimientos, recuerda que eres un ser humano igual que los demás y que estás en todo tu derecho de experimentar estas emociones, de cometer errores y enmendarlos, de no ser perfecta.


Criar a un niño es la responsabilidad más grande que una persona puede tener, pues en tus manos está la vida de otra personita y te encargas de enseñarle valores y reglas para que se convierta en un adulto de bien que aporte cosas positivas a la sociedad. Con un trabajo de esa magnitud, es normal que en determinados momentos aparezcan emociones que sientes que no puedes controlar, como cuando están recién nacidos y todo es nuevo para ti. Te preguntas si lo estás haciendo bien y si vas a poder lograrlo. La respuesta es sí, confía en tu instinto, nadie va a saber lo que es mejor para tu hijo que tú. Está bien si no dejas de mirarlo para asegurarte que está respirando, tu mundo se vuelve esa pequeña personita por la cual darías todo.

No todo permanece igual…

Cuando van creciendo las preocupaciones se vuelven otras. Los niños comienzan con la etapa de preguntas y curiosidades, quieren saberlo todo y es normal. Debes estar preparada para saber qué respuestas dar, aunque nunca se sabe con certeza que se les puede ocurrir. Trata de responder con la verdad, para que el pequeño no crezca con confusiones. Algunos temas pueden ser difíciles de explicar, pero busca palabras y conceptos adecuados a su vocabulario para un mejor entendimiento entre ambos. ¡Si se puede!


Luego crecen más, las preocupaciones vuelven a cambiar. De repente te encuentras en una situación donde te haces una serie de preguntas como: “¿Estoy siendo muy estricta?” “¿Estoy siendo muy permisiva?” “¿Qué hago?” “¿Cuál será el mejor camino?” “¿Estoy haciendo lo correcto?” o simplemente quieres gritar “¡Ayuda!”


Lo importante es que quieres lo mejor para tus hijos. Relájate y respira un momento, trata de pensar con claridad, consulta tu situación con alguien que sea de tu confianza. Trata también de estar en los zapatos del pequeño y piensa qué estrategia funcionaria para que salgan ganando ambos.


A pesar de pasar por todas las situaciones descritas previamente, no hay duda que ser madre es uno de los mejores regalos que como mujeres podemos recibir. Nada llena más que esas personitas que te enseñan y te demuestran amor todos los días. Nada es perfecto, no desesperes que tú puedes con lo bueno y lo no tan bueno, de toda situación queda una enseñanza.


No debe existir mayor satisfacción que ver a tus hijos cumpliendo sus sueños y convertidos en las personas que siempre quisieron ser. Ahí te das cuenta de que hiciste un buen trabajo. ¡Sigue adelante!


Síguenos en nuestras redes sociales. Visita nuestro blog y comparte tus experiencias en los comentarios. Estaremos felices de leerte.

Toda madre ha tenido momentos de duda e inseguridad.

____________________________________________________________________________


Instagram: kindermygarden

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *